644.73.16.94  Info






Cédula Habitabilidad

Solicitar la cédula cuando la actual está vigente

Vanessa 2019-03-16


....

Solicitar una nueva Cédula de Habitabilidad cuando ya hay una cédula vigente

Existen varias situaciones en las que se solicita una nueva Cédula de Habitabilidad de una vivienda que ya tiene la cédula en vigor.

En la mayoría de las ocasiones se trata de desconocimiento por parte de la propiedad de la vivienda y, en otras, existe un motivo por el que hay renovar la cédula antes de la fecha en la que caduca. Tanto en un caso como en el otro, el procedimiento a seguir es el mismo. En esta entrada del blog repasaremos situaciones que pueden generar confusión en los propietarios de las viviendas sobre la necesidad de solicitar una nueva cédula de habitabilidad antes de tiempo y de los pasos a seguir una vez se ha realizado la solicitud.

 

 

Cuándo NO hay que pedir una cédula nueva

  1. Cuando un inmueble cambia de dueño.

La Cédula está relacionada con la vivienda y no con el propietario. Si la vivienda cambia de propietario, no es necesario modificar la cédula.

       2. Cuando se sospecha que la vivienda tiene cédula, pero el propietario no la encuentra.

Si la vivienda tiene cédula vigente y el propietario no la encuentra, el procedimiento a seguir es pedir un duplicado. El propietario del inmueble, o una persona autorizada por él, deberán ir personalmente a una oficina de Habitatge. Estas oficinas se encuentran en las capitales comarcales dentro de los Consells Comarcals y, en el caso de Barcelona, en las sedes de distrito. El duplicado lo entregan al instante y de forma gratuita.

Si el propietario no está seguro si la vivienda tiene cédula, puede llamar al teléfono 012, donde le informarán. Tanto si la vivienda nunca ha tenido cédula como si está caducada, hay que solicitar una nueva Cédula de Habitabilidad. Si la cédula está vigente, podrá solicitar un duplicado en una oficina de Habitatge.

 

Cuándo SI hay que pedir una cédula nueva

a.Cuando varía el número de habitaciones.

La Cédula de Habitabilidad es el documento que certifica que la vivienda está habitable y que, además, ofrece información de la vivienda que puede ser necesaria en algunas ocasiones. En las cédulas de los últimos años aparece el número de habitaciones, un dato necesario para calcular el número máximo de ocupantes que puede tener una vivienda. Este dato es muy importante en los reagrupamientos familiares, ya que si la vivienda no garantiza la “comodidad” de sus habitantes en cuanto a tamaño, no se permitirá la reagrupación en este piso de referencia.

En el caso de los alquileres turísticos, el número de personas que pueden ocupar la vivienda es muy importante, ya que el tema está muy regulado. Cuando se publicite la vivienda, el número de ocupantes no podrá ser superior al que aparece en la cédula.

Si el propietario de la vivienda considera útil que esta nueva situación de la vivienda quede reflejada en la cédula, deberá solicitar una nueva cédula de habitabilidad.

b.  En el caso de una compra-venta, cuando la cédula está a punto de caducar

La cédula de habitabilidad es un documento necesario para transmitir un inmueble. Cuando se ha solicitado una cédula pero todavía no está concedida, también puede realizarse la compra-venta, ya que los notarios aceptan realizar la transmisión con el documento de registro, siempre que ambas partes estén de acuerdo. Con los bancos no es tan sencillo, algunos se niegan a conceder una hipoteca si no existe la cédula definitiva.

Si un propietario pone a la venta un inmueble con la cédula a punto de caducar, lo que en principio debe hacer es esperar a que caduque para solicitar una nueva. Si surge un comprador en este “limbo” en el que la vivienda tiene una cédula caducada y la nueva no está otorgada, puede darse una situación de nervios y estrés tanto por la parte compradora como por la vendedora si el banco pone  inconvenientes en realizar la firma. Lo mejor en estas situaciones es solicitar una nueva cédula antes de que caduque la anterior para no tener prisas en conseguir la cédula el día dela firma de la compra-venta.

 

Qué sucede si se solicita la cédula de una vivienda que ya tiene cédula en vigor

Una vivienda no puede tener más de una cédula de habitabilidad en vigor. La solicitud de una nueva cédula no anula directamente la anterior, más bien al contrario, provoca el bloqueo de ambas cédulas de forma que no se puede pedir un duplicado de la que está vigente y tampoco continuar los trámites de la que se ha solicitado.

Cuando los técnicos de Habitatge reciben una solicitud de cédula de una vivienda consultan en una base de datos si la vivienda en cuestión tiene o ha tenido cédula anterior. Si comprueban que tiene una cédula en vigor, envían un requerimiento al técnico y le ofrecen dos alternativas:

  1. Renunciar a la cédula que está vigente para continuar con los trámites de la nueva.
  2. Renunciar a la nueva para poder solicitar un duplicado de la anterior.

Una opción u otra dependerán de las necesidades del propietario. Cuando hay urgencia por tener el documento, el paso más ágil es renunciar a la que se está tramitando para poder pedir un duplicado de la actual, ya que nos ahorramos el tiempo que tarden los técnicos de Habitage en tramitar el informe. Si no hay urgencia es mejor renunciar a la antigua y continuar con los trámites de la actual ya que, seguramente, al registrar la cédula ya se han abonado las tasas administrativas y, también, la vigencia de la cédula se alargará más tiempo.

En ambos trámites se requiere una serie de documentación:

  1. Escrito del propietario en el que explica que conoce la existencia de una cédula vigente, que ha solicitado una nueva y los motivos por los que solicita una nueva.
  2. Documentación que acredite al propietario de la vivienda: escrituras y copia del dni.
  3. Si la opción es continuar los trámites de la nueva cédula, en el escrito del propietario también ha de hacer constar que permite al técnico continuar con los trámites.

Ejemplo de documento

 

Estos documentos se entregarán a Habitatge mediante instancia. Una vez resuelto, el propietario podrá solicitar un duplicado o recibir la cédula nueva, según sea el caso.

Si la solicitud de la nueva cédula se ha hecho ignorando que existía una cédula anterior, el requerimiento llega pasados unos días después del registro de la cédula. Si la solicitud de cédula se ha realizado de forma consciente, cuando el técnico realiza el registro de solicitud de la nueva cédula en Habitatge, puede acompañarlo  de la documentación  de renuncia a la cédula anterior para así ganar tiempo.

En Certicedula, previamente al registro de una cédula, siempre comprobamos en la base de datos de Habitatge si una vivienda dispone de cédula vigente. Cuando esto sucede, informamos al cliente de que no es necesario tramitar una nueva cédula y de que se puede buscar un duplicado de la misma.


Contacto con Certicedula
Solicitar cédula de habitabilidad
Solicitar certificado energético
Solicitar oferta cédula de habitabilidad + certificado energético