644.73.16.94  Info






Certificado Energético

La calificación de la etiqueta energética I

Vanessa 2016-10-01


....

Calificación Energética: qué es, cómo se calcula y qué características de los edificios influyen en su resultado

calificacion etiqueta energetica En Certicedula realizamos Certificados Energéticos desde el origen de su implantación (julio 2013). Tras varios años de experiencia, hemos comprobado que el tema de la Calificación Energética genera muchas dudas entre nuestros clientes. Hemos decidido aprovechar esta entrada del blog y la siguiente para intentar aclarar el máximo posible de dudas sobre este aspecto.

En esta primera entrada haremos un repaso al vocabulario más común referente a la Calificación Energética, explicaremos cómo funcionan los programas que califican los inmuebles y cuáles son las características de las viviendas o locales que más influyen en su calificación definitiva. En la próxima entrada al blog estudiaremos qué tipo de viviendas o locales se corresponden con las diferentes calificaciones.

Qué son: Certificado energético, Etiqueta Energética y Calificación Energética

El Certificado Energético es un documento obligatorio en una transacción de una vivienda o local que proporciona al futuro usuario de un inmueble información sobre el comportamiento energético del inmueble que quiere alquilar o comprar. Este documento conduce a la expedición de la Etiqueta de Eficiencia Energética obtenida por el inmueble.

La Etiqueta de Eficiencia Energética es el distintivo oficial que informa de la calificación energética obtenida por un edificio o parte de éste. La calificación se obtiene del cálculo de la energía necesaria para satisfacer la demanda energética de un edificio en condiciones normales de uso. Clasifica los inmuebles según una escala de siete letras donde la G corresponde al inmueble menos eficiente y la A, al más eficiente. Un edificio o una parte de un edificio calificado con una letra G será aquel que tendrá un mayor gasto energético para que los usuarios alcancen sensación de confort.

La calificación energética del edificio en emisiones se mide en KgCO2/m2 año. El consumo de energía primaria no renovable, la demanda de calefacción y la demanda de refrigeración se miden en KWh/m2 año.

Cómo funcionan los programas de calificación energética

Los técnicos tienen a su disposición varios programas de cálculo especializados en eficiencia energética. El programa Calener es el más completo de todos ellos y el que realiza un estudio más exhaustivo y acertado de los inmuebles. Se puede utilizar para calcular la calificación de todo tipo de edificios o partes de edificios, indistintamente de su complejidad o de si se trata de edificios nuevos o existentes.

El programa Ce3X es el más utilizado. Se trata de una opción simplificada de los programas de cálculo energético, y se utiliza para inmuebles existentes realizados con los sistemas constructivos más habituales.

En todos los programas, el técnico debe describir el inmueble, introduciendo una serie de datos en varios apartados, que incluyen características normativas, constructivas, de asoleo, climáticas y sobre las instalaciones térmicas. Utilizando todos los datos aportados, el programa realiza una serie de cálculos para obtener de forma aproximada la cantidad de emisiones de CO2 y el consumo energético en KW del edificio. Según el resultado obtenido, se califica al inmueble con una letra que va de la A a la G.

Podríamos decir que la letra de la Calificación Energética es la nota que obtiene el edificio según su funcionamiento energético y que mientras más cercano esté a la calificación A, más eficiente será el edificio y menor consumo energético tendrá el usuario.

La calificación energética viene desglosada en varios aspectos. Cada uno de ellos informa de su consumo o de sus emisiones, según sea el caso, y se califica con una letra.

Las calificaciones son las siguientes:

  • Calificación energética del edificio
  • Consumo de energía anual
  • Demanda de calefacción
  • Demanda de refrigeración
  • Emisiones de calefacción
  • Emisiones de refrigeración
  • Emisiones de ACS (agua caliente sanitaria)

Las siete calificaciones obtenidas no tienen por qué ser la misma letra, ya que, por ejemplo, una vivienda puede disponer de mucha radiación solar, teniendo poca demanda de calefacción pero mucha de refrigeración, siendo muy diferente el resultado obtenido en los apartados de calefacción y refrigeración.

De estas siete calificaciones, únicamente las dos primeras aparecen en la Etiqueta Energética. Las otras calificaciones pueden consultarse en el Informe de Eficiencia Energética que proporciona el técnico al cliente.

Factores más relevantes en la calificación

Orientación

Para la mayoría de las personas, cuando compra o alquila una vivienda, la orientación de la misma es fundamental. Una vivienda orientada a sur, sureste o suroeste, dispondrá de gran cantidad de luz solar, por lo que la demanda en calefacción será muy inferior a otra que no reciba radiación solar de forma directa.

El programa tiene muy en cuenta la orientación y penaliza aquellas viviendas o locales que no reciben luz directa en ninguna de sus fachadas, no solamente en el apartado de demanda de calefacción, sino en todos los aspectos exceptuando el de demanda de refrigeración. De la misma forma, una vivienda con exceso de luz solar, si no está protegida mediante toldos, voladizos o persianas, también será penalizada en varios aspectos.

Envolvente térmica

Mientras más superficie tenga un inmueble, más expuesto estará al exterior y más dificultad tendrá para mantener la temperatura interior dentro de la zona de confort. Los inmuebles más desprotegidos, como las viviendas aisladas, suelen tener una mayor demanda energética y, por tanto, un mayor número de emisiones. De la misma forma, un inmueble situado dentro de un edificio y rodeado de otras viviendas, tendrá menor demanda y menor consumo.

El aislamiento térmico del inmueble también es un factor relevante para el cálculo de la Eficiencia energética.

Cubierta

Cuando un inmueble no tiene otro elemento superior, sino que se encuentra en contacto con el aire exterior, dispone de una gran superficie de pérdida de calor en invierno y de absorción de calor en verano. Es el caso de viviendas aisladas o de áticos o últimos pisos de un edificio. Este hecho penaliza la calificación global energética.

Muro

Los muros pueden ser de fachada, de medianera o muros en contacto con el terreno. La proporción de cada tipo de muro respecto a la superficie de la vivienda es muy importante para el cálculo. Un inmueble con exceso de fachada tendrá deficiencias en varios aspectos de eficiencia energética, igual que otro que disponga de poca fachada para ventilar.

Suelo

Los inmuebles pueden limitar por su parte inferior con otros inmuebles, con garajes, locales, o pueden estar en contacto con el aire exterior. Este último caso es el más desfavorable, ya que podríamos decir que la vivienda cuenta con una fachada “extra” de superficie considerable.

Hueco/lucernario

La proporción de los huecos respecto a la superficie de fachada es el primer factor a tener en cuenta. Una gran superficie de ventilación o de captación de radiación solar puede funcionar bien en unos climas y no tanto en otros.

Equipo y contribuciones energéticas

Los sistemas de agua caliente sanitaria, calefacción y refrigeración, producen diferentes emisiones y consumos, según sea s combustible. El programa penaliza los termos eléctricos y el butano. Cuando una vivienda cuenta con un sistema de energía renovable (placas solares o fotovoltaicas), la demanda energética y las emisiones se reducen de forma muy considerable.


En Certicedula somos arquitectos colegiados expertos en tramitación de cédulas de habitabilidad y certificados energéticos. Puede ponerse en contacto con nosotros y le aclararemos todas las dudas relacionadas sobre el tema y también puede solicitarnos el informe que necesite.


Contacto con Certicedula
Solicitar cédula de habitabilidad
Solicitar certificado energético
Solicitar oferta cédula de habitabilidad + certificado energético