644.73.16.94  Info






Certificado Energético

Para que sirve el certificado de eficiencica energética

Vanessa 2016-01-06


....

certificado energetico El Certificado de Eficiencia Energética, o también llamado Certificado Energético o CEE de forma abreviada, se hizo oficial el 14 de abril de 2013. A pesar de que han pasado tres años desde su entrada en vigor, el Certificado Energético sigue siendo un gran desconocido para los usuarios.

El propietario suele conocer la existencia del documento cuando decide vender o alquilar su inmueble y prepara la documentación necesaria para realizar la transacción. En principio, el Certificado Energético parece un simple trámite burocrático, pero el CEE aporta mucha información sobre el funcionamiento energético del inmueble, a la vez que busca una concienciación general de la sociedad en temas medioambientales.

El futuro usuario del inmueble también podrá aprovechar la información que vea en la Etiqueta Energética, que será expuesta en publicidad junto con otros datos descriptivos de la vivienda o del local. Para facilitar la lectura de la información de la Etiqueta Energética, la calificación utilizada se basa una escala de valores a la que estamos acostumbrados (letras de la A a la G), igual que hace años ocurre con los electrodomésticos.

La Calificación Energética

El Certificado Energético es un documento que proporciona al futuro usuario de un inmueble información sobre el comportamiento energético del edificio que quiere alquilar o comprar.
El documento, elaborado por un técnico competente, contiene información sobre las características energéticas de la envolvente del inmueble (paredes, techos, suelos, carpintería exterior) y de los sistemas térmicos (eficiencia energética de los sistemas de agua caliente sanitaria, calefacción y climatización). Este documento conduce a la expedición de la Etiqueta de Eficiencia Energética obtenida por el inmueble.

La Etiqueta de Eficiencia energética es el distintivo oficial que informa de la calificación energética obtenida por un edificio o parte de éste. La calificación se obtiene del cálculo de la energía necesaria para satisfacer la demanda energética de un edificio en condiciones normales de uso. Clasifica los inmuebles según una escala de siete letras donde la G corresponde al inmueble menos eficiente y la A, al más eficiente. Un edificio o una parte de un edificio calificado con una letra G será aquel que tendrá un mayor gasto energético para alcanzar unas sensaciones de confort.

La Ley que contempla el Certificado energético es el Real Decreto 232/2013, el cual fija el procedimiento para la certificación energética de edificios (nuevos y existentes). A partir de su entrada en vigor, toda vivienda debe disponer disponer de un CEE en caso de venta o alquiler. La Etiqueta energética debe estar visible en la publicidad del inmueble y debe también estar presente en el momento de la firma del contrato.

Funciones del Certificado Energético

 

 

  1. Concienciación medioambiental
    El CEE nace con el objetivo de concienciar a la sociedad de la necesidad de ahorro energético. Unos edificios más eficientes y una forma más optimizada de usarlos conllevaría una reducción de emisiones de CO2 (responsables del efecto invernadero), del calentamiento global del planeta y de la dependencia externa en materia de energía.
    Antes de la entrada en vigor del Real Decreto 232/2013, disponer de Certificado energético solo era obligatorio para los edificios de nueva construcción. La necesidad de concienciación colectiva en temas medioambientales llevó a la necesidad de ampliar la obligatoriedad del estudio energético a cualquier inmueble que vaya a ser objeto de una transacción. De esta forma, con el tiempo, la totalidad de los inmuebles dispondrán del documento.

  2. Segmentación del precio de los inmuebles
    Mediante la información que aporta el CEE, el comportamiento energético de los edificios pasa a formar parte del valor intrínseco de los inmuebles, proporcionando al futuro usuario una orientación relativa de su consumo energético. En consecuencia, el mercado inmobiliario segmenta el precio de la venta o alquiler en función de su consumo energético.
    Una vivienda o local muy eficiente en sentido energético tendrá un consumo bajo de energía para mantener unas condiciones óptimas de trabajo o descanso. El futuro usuario tendrá en cuenta este factor y verá más atractivo el inmueble con una calificación energética más cercana a la mejor puntuación (A).
    A su vez, la inversión en mejora energética, que potenciará el confort en los espacios para vivir y trabajar, tendrá un retorno en el precio de venta o alquiler al plantear la rehabilitación desde un punto de vista energético y no únicamente funcional.

  3. Medidas de mejora
    El técnico entregará el informe del Certificado Energético al propietario del inmueble. Este informe incluye recomendaciones de mejora que garantizan un mejor comportamiento del edificio y una estimación de los gastos y los terminios de amortización de la inversión. En el informe también aparece la calificación que se obtendría de realizar dichas mejoras, ofreciendo al usuario la oportunidad de comparar ambas situaciones (antes y después). Estas medidas de mejora nunca son obligatorias, unicamente informativas.
    Existen cuatro grupos de posibles medidas de mejora a realizar a un inmueble: instalaciones, huecos, mejora de puentes térmicos y aislamiento.
    • En cuanto a aislamiento térmico, el programa propone varias medidas, como la adición de aislamiento térmico en fachada por el exterior, por el interior (relleno de cámara) o en cubierta.
    • En el apartado huecos, propone la mejora de la carpintería exterior sustituyendo los vidrios por otros más aislantes, sustituyendo la ventana, mejorando la estanqueidad de las ventanas o incorporando doble carpintería.
    • En cuanto a puentes térmicos, se pueden mejorar las condiciones del inmueble realizando un trasdosado interior de pilares integrados en fachada o mediante la adición de aislamiento en la caja de persiana.
    • El apartado instalaciones es el más completo, ofreciendo una gran gama de sistemas, mediante la incorporación o la mejora de los actuales. Incluye sistemas para agua caliente sanitaria, calefacción y refrigeración. Los sistemas son muy variados, desde energía solar térmica, fotovoltaica, biomasa o bomba de calor de alta eficacia energética.

    El técnico estudia que sistema lograría un mejor funcionamiento del inmueble con el menor gasto económico para el propietario. También realiza una valoración económica de las medidas de mejora de eficiencia energética, ofreciendo datos como la vida útil de cada sistema, el coste económico y el incremento del coste de mantenimiento anual. En el resultado del análisis económico quedan reflejados los años que se tardaría en amortizar la inversión de mejora.

 

 


Contacto con Certicedula
Solicitar cédula de habitabilidad
Solicitar certificado energético
Solicitar oferta cédula de habitabilidad + certificado energético